Cantando como si naciera

  • Colección: -
  • N Páginas: 136
  • Presentación: Rústica
  • Edición: 1
  • Año: 1977

DESCRIPCIÓN DEL LIBRO:  Si hubiera que señalar un tema en Cantando como si naciera, sería el del poeta como delicada membrana que capta la génesis del universo y de la poesía, de una simple semilla a la inabarcable galaxia. El autor de drogados por la luz, su obra anterior, otra vez evita el desarrollo de la idea única, y presenta con un lenguaje más directo una multivisión de la realidad fluyente. A través de un caleidoscopio se aglutinan historia y mística, hombre y universo, antropología, biología y mito, vida cotidiana, sensación y meditación, y nociones sobre aldea, tribu, cosmogonías, provincia, naturaleza y metrópoli, ofrecidas en una sintaxis de rotación continua hacia una nueva luz. El lenguaje lúdico y sensitivo, con formas de montaje visual que reflejan a la intuición como eje de las emisiones poéticas, Martín Alvarenga vuelve a manifestar una dominante actitud totalizadora, a partir de elementos extraliterarios y con el apoyo del instinto como catalizador de su búsqueda. La mayoría de los textos, escritos entre 1970 y 1975, revelan la influencia del habla cotidiana, en una selectiva transfiguración de los sonidos que apuntan a una significación más viviente. La estructura habría que buscarla más allá del libro, en la realidad viva de la que se nutre, o en la conciencia del lector, quien en las secuencias libres de la obra podrá articular un nuevo sentido, dentro de las probables iluminaciones que fluyen y se combinan en círculos concéntricos a una apertura de la imaginación. Quizás la fábula de Cantando como si naciera pudiera servir de referencia a un rasgo común de la joven poesía latinoamericana: poner en cuestión el lenguaje y el contenido, de manera que la ruptura nos ofrezca otra toma de conciencia en el vasto paisaje de dudas, hallazgos y contradicciones como comunidad posible.




Artículos relacionados