Los condenados visten de blanco

  • Colección: Cuentos semi crueles
  • N Páginas: 100
  • Presentación: Rústica
  • Edición: 1
  • Año: 1971

DESCRIPCIÓN DEL LIBRO:  El arte obsesivo de narrar extravíos y milagros es viejo como el olvido de los hombres. Aquella que en mil noches infinitas sació; hasta la inocencia; el hambre de un monarca asesino trazó, sin saberlo nunca, el códice secreto del cuento: erigir una única idea que anule toda multiplicidad. Los cuentos de Marcela Solá testimonian esta lucha válida frente a tanto sueño indescifrable: encarar el bien y el mal con la sola ignorancia permitida por el corazón que relata por siempre su noche. MIGUEL ÁNGEL BUSTOS. Estos cuentos tienen gran calidad poética y originalidad de buena ley, no buscada. Es muy auténtica la tendencia de la autora a ligar las condiciones climatéricas, los cambios de estación con el estado de ánimo de los personajes. A pesar de este como leit motif, los cuentos se diferencian bien el uno del otro. No son esa repetición de un mismo tema que suele empalagarnos a mitad de otras recopilaciones. La ciudad no perdona -para mí quizá el más perfecto- revela una percepción ambiental que podría extenderse y ser una novela. Este libro excelente hará conocer a una escritora que podrá desconcertar a algunos, irritar a otros, pero que por cierto, no pasará inadvertida.




Artículos relacionados